Aguantibo

Nombre científico del Aguantibo: Arctocebus calabarensis

Poco rápido y, sin embargo, aficionado a los insectos, el aguantíbo está especializado en la caza de orugas. Las detecta por su olor, pues tiene un sentido del olfato particularmente fino.

No le molesta que algunas orugas estén recubiertas de pelos urticantes: las manosea, las estira y las pela antes de tragárselas.

Nunca emite otros sonidos que gruñidos y silbidos de temor y se agarra tan fuertemente a las ramas que es muy difícil obligarle a soltarlas.

Las observaciones han mostrado que sus manos se cierran sobre los barrotes de una jaula mediante un movimiento reflejo, semejante al de las garras de los pájaros.

Este pequeño primate desprovisto de cola es muy sensible al ruido, desplazándose por la noche, muy lentamente, entre las malezas de la selva de África Ecuatorial.

En caso de peligro, llega a moverse tan lentamente que pasa inadvertido; incluso llega a escapar del acecho de sus enemigos carnívoros, que suelen detectar a los monos por la agitación de las ramas de los árboles. Cada aguantibo vive aislado de sus semejantes y, pese a su pequeño tamaño, tiene un territorio muy amplio (varias hectáreas).

Con su congénere el poto, igualmente africano, es el homólogo del loris asiático, formando los tres juntos la familia de los lorísidos.

TIPO: Vertebrados.
CLASE: Mamíferos.
ORDEN: Primates.
FAMILIA: Lorísidos.
CARACTERÍSTICAS: Longitud: De 25 a 30 cm. Peso: 250 grs.
Cuatro miembros de la misma longitud. Dedo índice reducido. Trepador nocturno provisto de garras. Se alimenta de insectos (orugas).
Gestación: 4 meses.

animales salvajes

Aguantibo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.