Primeras reglas en las educación del cachorro

educar un cachorroLas primeras lecciones de vida y de comportamiento se las enseña la madre a los cachorros directamente a través del juego o bien con formas de intimidación como los gruñidos, el rechinar de los dientes, etc. A partir del segundo mes, cuando el cachorro entre a formar parte de la familia, esto será tarea suya. Por ello deberá asumir el papel de jefe de la manada para enseñar las primeras reglas de conducta a su amigo, que deberá aprender rápidamente a no ensuciar la casa, a no subirse a los sillones o, peor aún, a la cama, a no comer sin su permiso, a no molestar a quienes vienen de visita.

Tendrá que acostumbrarse a dormir en su propio lecho, a viajar en coche, a no traspasar la puerta de casa o del coche sin la correa y en general a obedecer sus órdenes. Para conseguir disciplinarlo tendrá que regañar regularmente a su cachorro cuando cometa un error, haciéndole comprender tanto lo que ha hecho mal como lo que usted espera de él.

Para asentar algunas reglas de obediencia y conseguir estos resultados es esencial, como ya se ha dicho, que entre el perro y el amo se cree una relación de estima, comprensión y fidelidad en la que el hombre, obviamente, asume el liderazgo. En esta situación logrará controlar las iniciativas del animal, que buscará siempre su asentimiento (observando su comportamiento o esperando su autorización verbal) antes de emprender una acción. Pero sobre estos temas volveremos más adelante. Limitémonos por ahora a examinar qué comportamientos se pueden asumir para enseñar al perro a ser limpio y obediente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.