Marabú

Nombre científico del Marabú: Leptoptilus crumeniferus

Un barrendero eficaz

Los marabús, con su pico tan largo y tan fuerte, pueden escarvar en los cadáveres y arrancarles pedazos de carne sin mancharse las plumas de sangre.

Su afición por las carroñas ha sido beneficioso para el hombre, y en algunos pueblos de pescadores estas aves hacen una gran labor de limpieza.

Esta ave, que habita en África, vive en grupos. Bajo una cabeza y un cuello desprovisto de plumas muestran una especie de bolsa extraña; en los machos esta bolsa se hincha durante la época de reproducción y señala su agresividad.

Durante la época de sequía se reúnen entre los árboles cerca de un lugar de agua.

Las hembras se unen a ellos allí, pero a veces son rechazadas con fuerza.

Pero cuando las parejas están formadas, macho y hembra se ponen a trabajar y comienzan la construcción de su nido, que tendrá noventa centímetros de diámetro; el macho busca ramas y la hembra las junta y recubre con ellas el nido; después, pondrá allí de dos a cinco huevos que serán incubados por los padres a relevos.

Después de que nacen las crías, los padres se ocupan de ellas durante cuatro meses aproximadamente y les alimentarán con ranas, ratones y pedazos de carroñas.

Este régimen debe contener una dosis equilibrada de todas las substancias naturales necesarias para el desarrollo del joven marabú y especialmente de calcio, administrado por los esqueletos de los pequeños animales.

animales salvajes

Marabú

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.