Uombat de kreffti

El Uombat de kreffti está en peligro de extinción

Nombre científico: Lasiorhinus krefftii

tres animales en peligro de extinción

Los uombats, como el koala, su pariente más próximo, parecen pequeños osos, pero, a diferencia de aquél, son completamente terrestres y están dotados de fuertes patas excavadoras. Como en muchos otros marsupiales excavadores (también en el koala), su bolsa o marsupio se abre hacia atrás.

Existen tres especies de uombats: el de nariz desnuda (Vombatus ursinus), que es el más conocido y común, y dos especies de nariz peluda, el sureño (Lasiorhinus latifrons) y el de Kreffti (L. krefftii). Este último era considerado hasta hace pocos años una subespecie —o mejor dicho dos, la extinguida gillespiei del sur de Queensland y la barnardi del SE de Queensland, que antes también vivía en Nueva Gales del Sur— del uombat de nariz desnuda sureño.

Además de la característica que le ha dado el nombre, el uombat de nariz desnuda se distingue de los otros dos por sus orejas muy cortas y su pelaje tosco y espeso. Es un buen excavador, hasta el punto de que sus extensivos trabajos de trasiego de tierras destacan claramente en las imágenes del satélite LANDSAT.

No es extraño por tanto que en Australia Oriental sea considerado una plaga, sobre todo por los daños que causa en las vallas de los cercados. Sin embargo, una subespecie menor que vive en la isla de Flinders y en el estrecho de Bass está prácticamente en peligro extinción. Hace más de dos décadas que desapareció de las islas de este estrecho como consecuencia de la destrucción de su habitat y de la caza intensiva, y hoy su presencia se limita prácticamente a la isla de Flinders.

Sin embargo, la especie más amenazada es el uombat de Kreffti. A principios de siglo este raro animal se encontraba en tres zonas alejadas entre sí, en el interior semiárido de Australia Oriental: el distrito de Riverina, en Nueva Gales del Sur, donde era todavía numerosa hacia los años 30, la zona del río Moonie, en el Queensland Sudoriental, y la de Clermont, en el Queensland Centrooriental. Estas tres zonas se caracterizan por unas temperaturas estivales muy elevadas, lluvias escasas e irregulares, gran escasez de agua y alimentos herbáceos muy fibrosos y secos, con una concentración muy baja de proteínas.

animales en peligro de extinción y sus causas

Para vivir en estas tierras tan áridas, el uombat de Krefti ha tenido que desarrollar las adaptaciones típicas de un animal de desierto, especialmente en su fisiología y comportamiento. Sus necesidades de nitrógeno han descendido hasta el mínimo, su microflora intestinal le permite digerir la celulosa de su fibroso alimento y su cuerpo está diseñado para ahorrar la máxima energía posible. Cuando aprieta el calor estival, el uombat de Krefti no abandona durante el día su madriguera, perfectamente climatizada, y sólo sale de noche para alimentarse.

Su «primo hermano», el uombat de nariz peluda sureño, que vive mucho más al sur en tierras asimismo áridas o semiáridas, tiene, además de estas adaptaciones, una tasa metabólica muy baja y un mecanismo fisiológico que le permiten restringir al máximo la pérdida de agua, ausencia casi total de sudor, heces muy secas, orina muy concentrada, etc.

Las galerías de los uombats de nariz peluda son muy complejas, formadas por numerosas madrigueras separadas que se reúnen formando un gran laberinto. A menudo, las entradas de diversas madrigueras paralelas o próximas entre sí se funden unas con otras, formando una especie de cráter de un metro de profundidad y con la anchura suficiencia para que pueda caer en él un vehículo todo terreno. Por encima del suelo, las entradas de la compleja madriguera están conectadas por una red de senderos; otras sendas conducen a las áreas de alimentación y a otras madrigueras.

A pesar de la apariencia gregaria que sugieren sus complejas madrigueras, los uombats de nariz peluda son animales solitarios. Cada uno tiene su parte exclusiva de madriguera y su comedero privado. Sin embargo, su instinto solitario no les impide mantener relaciones muy estables con sus congéneres, ya que las peleas, aunque frecuentes, están muy rituali-zadas.

Las colonias del uombat de Kreffti de Nueva Gales del Sur se extinguieron hace unos cuarenta años y las del SE de Queensland hace unos veinte. Hoy sólo sobrevive una pequeña colonia de unos 20 ejemplares a 130 km de Clermont. La especie está protegida, pero con un número tan bajo de efectivos su supervivencia pende de un hilo.

Por lo que respecta al uombat de nariz peluda sureño, hoy goza de una situación esperanzadora, probablemente a causa de las normas establecidas hace una veintena de años por la Sociedad de Historia Natural del Estado para proteger las colonias, entonces bastante diseminadas, de esta especie en Australia Meridional.

informacion de animales en extinción

Artículos relacionados

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.