Sifaka de Verreaux

El Sifaka de Verreaux está en peligro de extinción

Nombre científico: Propithecus verreauxi

20 animales en peligro de extinción

Sifaka de Verreaux


El sifaka de Verreaux es un índrido y, como tal, un prosimio bastante corpulento, diurno y herbívoro. El género Propithecus comprende otras dos especies: el sifaka diadema (P. diadema), que vive en los bosques pernnifolios del este de Madagascar, y el de Tattersall (P. tattersallí). descubierto hace poco en el extremo NE de la gran isla, razón por la que se conoce muy poco sobre él.

El primatólogo Tattersall observó por vez primera este prosimio y en 1974 consiguió fotografiarlo por primera vez. Sin embargo, el animal no fue identificado y descrito hasta 1987.

El sifaka de Verreaux, en cambio, es uno de los pcosimios más investigados de Madagascar. Como el indri, es un animal arbóreo, que se desplaza dando grandes saltos entre las ramas verticales y troncos. La fuerza de sus patas traseras le permite franquear de un salto distancias de hasta 10 m. Ocasionalmente desciende a tierra para alimentarse de las cortezas caídas. En el suelo adopta la posición bípeda y avanza a saltos, también bípedos, con los brazos en alto para mantener el equilibrio.

El 43% de su tiempo activo lo invierte en ingerir hojas tiernas y maduras, el 38% en comer frutos y el resto lo dedica a flores, brotes tiernos, cortezas y madera muerta. Durante la estación húmeda aumenta la ingestión de flores y frutos, mientras que en la seca predomina el de las hojas, menos digestivas que aquéllos. También varía estacionalmente la proporción de tiempo empleado en alimentarse.

Los sifakas se llevan la comida a la boca con las manos, pero sólo cuando están subidos a los árboles. En el suelo no son capaces de utilizar las manos para recoger el alimento caído. Primero lo cogen con la boca y después lo mordisquean, sosteniéndolo entre los dedos y las palmas de la mano. Las manos y pies están muy bien adaptados a la vida arborícela Al final de cada uno de sus ágiles saltos, sus manos se aterran con gran destreza a las ramas más flexibles. Durante el salto, mantienen el cuerpo semierecto y la cola actúa como órgano equilibrador.

A diferencia de otros prosimios, los sifakas parece que no están tan ligados a los habitáis forestales. El de Verreaux se aventura con frecuencia por el bosque bajo o monte xerófilo. donde predominan las espinosas didieráceas, unas plantas que en Madagascar ocupan el lugar de los cactus. Es capaz de trepar ágilmente, sin sufrir ningún daño, por los troncos de estas plantas que están protegidos con penachos de aguzadas espinas.

El sifaka de Verreaux se levanta al alba, suele alimentarse hasta las 8 o 9 horas, toma un rato el sol y a continuación vuelve a comer. Cuando el tiempo es caluroso, los sifakas duermen a mediodía, a continuación inician un segundo período de actividad y. finalmente, al atardecer, se retiran a dormir. Durante la estación de las lluvias, en cambio, el intervalo comprendido entre la una y las dos de la tarde es uno de los dos períodos de máxima actividad (el otro, entre las 7 y las 9 de la mañana).

Los sifakas son animales territoriales, al menos en ciertas zonas. El tamaño de los territorios oscila entre 1 y 9 ha, y una cuarta parte, o la mitad de los mismos, es activamente defendida contra los intrusos. En espacios más reducidos, toda la zona puede ser defendida contra otros grupos.

Los adultos marcan el territorio con orina y con una glándula olorosa situada en la garganta. Las confrontaciones territoriales entre dos grupos dan lugar a gruñidos, mareajes olorosos y saltos rituales hacia el territorio enemigo, pero nunca el contacto físico. Además de los gruñidos contra otros grupos, las vocalizaciones incluyen ladridos contra los predadores aéreos, un ladrido resonante para comunicarse a distancia y el sonido «sifaka» (de ahí el nombre de animal) contra los intrusos terrestres.

Los grupos de sifakas comprenden de dos a trece individuos y suelen incluir dos o tres machos, dos o tres hembras adultas y varios jóvenes. Los grupos son compactos y sus componentes suelen permanecer a la vista unos de otros. Durante la estación de cría, no obstante, son frecuentes las luchas, que a veces causan graves heridas. Durante esta época también aumenta el mareaje con las glándulas de la garganta en los troncos y ramas.

Se rompe, asimismo, la estructura del grupo, porque los machos empiezan a vagabundear y competir por la posesión de las hembras. La jerarquía existente durante la época no reproductiva suele alterarse porque los machos subordinados intentan acceder a una posición más elevada o migran a otro grupo para conseguir un mayor dominio. Las hembras sólo se acoplan con los machos dominantes o con los que acceden a la condición de tales durante la estación de cría.

Después de 130 a 140 días de gestación, la hembra pare una cría única. La madre lleva a la cría agarrada al vientre durante unos tres meses y otros dos sobre el dorso. El destete tiene lugar a los seis meses. Alcanza la madurez sexual a los tres años. El período de celo de la hembra es muy breve y sólo tiene lugar una vez al año, por lo cual, la capacidad reproductiva de la especie es limitada.

El sifaka de Verreaux está includio en el Apéndice 1 de la CITES y el Departamento del Interior de EE.UU. (importante país importador de animales raros) lo considera como especie amenazada. El sifaka diadema es clasificado por la UICN como especie vulnerable (está incluido, como el de Verreaux, en el Apéndice 1 de la CITES); según Tattersall (1982), una de sus subespecies, el P. diadema perrieri del extremo NE de Mada-gascar, es la más rara de todos los sifakas.

En cuanto al recién descubierto sifaka de Tattersall, sólo sobreviven unos cuantos centenares y la especie es considerada por la UICN en grave peligro de extinción a causa de la destrucción de su habitat. Según un informe de 1991, existía el proyecto de crear una reserva integral para esta especie, pero la escasez de medios de los parques de Madagascar no puede asegurar su supervivencia.
animales en extinción

Artículos relacionados

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.