Kouprey

El Kouprey está en peligro de extinción

Nombre científico: Bos sauveli

El kouprey es un bovino de gran tamaño, aunque no tan grande como el gaúr, del que se distingue por su porte más grácil.

También tiene la cola más larga que éste (y que el banteng) y su pincel terminal está más poblado. Los machos maduros tienen una papada muy larga colgando del cuello, pero la cresta dorsal está muy poco desarrollada.

No obstante, el rasgo anatómico más destacado del Kouprey es la considerable diferencia entre los cuernos de ambos sexos. Los de la hembra tienen forma de lira y crecen en espiral de un modo similar al kudú menor (Tragelaphus imberbis) de África.

Los cuernos del macho son mucho más grandes, se extienden hacia fuera y hacia abajo desde la base y luego se curvan hacia delante y hacia arriba. Cuando los otros tienen unos tres años de edad, los cuernos se parten por el extremo y, a medida que éstos crecen, también crecen las hendiduras.

Se dice que este especial desgaste de los cuernos se debe a su costumbre de cavar la tierra con ellos y de incrustarlos en los tocones de los árboles.

animales en extinción

Kouprey

El habitat preferido del kouprey son las colinas de escasa altura y los terrenos ondulados cubiertos de bosques muy abiertos o bien de pequeñas extensiones diseminadas de selva. Suele pacer en los terrenos despejados y penetra en la espesura del bosque para refugiarse del sol y huir de los predadores.

Cuando la hierba de los calveros y extensiones abiertas está seca, prácticamente no sale del bosque porque el follaje le ofrece un alimento más fresco. Para buscar el alimento recorre grandes distancias, a veces 15 km en un solo día.

Las manadas de koupreys a veces están formadas por más de veinte individuos, e incluyen varios adultos, caso insólito entre los bóvidos. Sin embargo, son grupos bastante laxos y su composición varía mucho con el tiempo. A veces los machos viven solos o forman grupos entre ellos. Los acoplamientos tienen lugar en abril y los nacimientos en diciembre y enero.

La madre abandona la manada en cuanto nace la cría y sólo se reintegrará al grupo cuando ésta haya adquirido el desarrollo suficiente para poder soportar los largos desplazamientos diarios.

El kouprey no fue descubierto científicamente hasta 1936. Según Sanderson, su descubrimiento conmovió tanto a los zoólogos que éstos dieron todo tipo de explicaciones inútiles sobre su existencia. Es muy reducida, por tanto, la información que se tiene sobre esta especie, salvo que es uno de los mamíferos más amenazados del mundo.

Artículos relacionados

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.