Íbice Abisínico

El Íbice Abisínico está en peligro de extinción

Nombre científico: Capra walie

El íbice abisínico es una de las cabras menos estudiadas y conocidas. Muchos autores, incluidos zoólogos tan eminentes como George Schaller y Bernard Qrzimek, piensan que se trata de una subespecie del íbice de los Alpes (Capra ibex).

especies de animales

Íbice abisínico

Nosotros preferimos seguir la opinión de Ronald M. Nowak. expresada en la última edición del Walker’s Mammals of the World (1991), y considerarlo una especie independiente.

El íbice abisínico se parece al íbice alpino, pero es más esbelto y menos corpulento; en cambio, es más pesado y volu minóse que la subespecie núbica de íbice (C. ibex nubiana) que vive en Arabia y en las colinas próximas al Mar Rojo.

Como sucede con otras cabras, los machos son mayores que las hembras y sus cuernos, que suelen medir más de 1 metro (116 cm es el promedio de su longitud según Schaller), son mucho mayores que los de estas últimas.

La forma de los cuernos es muy parecida a los del íbice europeo, es decir, parecen una cimitarra, con crestas muy marcadas a todo lo largo de la parte anterior. Sin embargo, la cabeza del íbice de Abisinia se distingue de la de este último por su bulto óseo en la frente.

Los machos adultos también tienen una barba de la que adolecen las hembras; entre los cuatro y siete años la barba es negra y pequeña, y a partir de los siete años es más larga y el pecho más oscuro.

El habitat preferido del íbice de Abisinia son las laderas escarpadas y rocosas de los montes Simien, situadas entre 2.800 y 3.400 m de altitud. Vive en manadas, a veces hasta de 35 individuos, y busca refugio entre las espesas matas de brezo gigante, cuyas hojas devora con avidez.

Su comportamiento durante el celo se ha observado durante todo el año, pero parece que la máxima actividad sexual tiene lugar desde marzo hasta mayo. A medida que se acerca el celo, los machos, que hasta entonces vivían en grupos de solteros, se unen a las manadas de hembras y crías.

Pero esta unión pasajera no se produce sin un ajuste previo muy violento, ya que los machos compiten ferozmente entre sí, entablando luchas frecuentes hasta que consiguen expulsar a los machos más jóvenes. Se desconoce la extensión del período de gestación y, generalmente, dan a luz una sola cría.

El íbice de Abisinia está clasificado como especie en peligro de extinción por la UICN. En los años 30 aún era relativamente común, pero entonces comenzó a ser cazado de forma indiscriminada y su habitat fue destruido progresivamente a medida que la agricultura tomaba por asalto las laderas de las montañas. Hoy. el macizo del Simien está cultivado hasta los 3.000 m y apenas sobreviven unos cuantos centenares de íbices.

Una estimación de 1963 arrojaba cifras tan bajas como 150-200, pero es posible que hasta mediados de la década pasada se registrara un discreto aumento como consecuencia de la protección de que goza la especie. Las estimaciones actuales son mucho más inciertas, teniendo en cuenta los posibles y seguramente negativos efectos que puede haber tenido sobre la población de íbices la reciente guerra civil y la sequía crónica del cuerno de África.

los animales en extinción

Íbices Abisínicos

Artículos relacionados

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.