Cuscús gris

El Cuscús gris está en peligro de extinción

Nombre científico: Phalanger orientalis

10 especies en peligro de extinción
Los cuscus son criaturas de extraño aspecto, con la cabeza redonda y las orejas cortas. Su cuerpo está cubierto por un pelo espeso y lanudo, pero tienen la cola completamente desnuda en su mitad posterior. En Australia viven dos especies, ambas confinadas en la península de Cabo York, al norte de Queensland: el cuscus gris (P. orientalis) y el cuscus manchado (Phalanger maculatus).

Ambas especies llegaron a Australia procedentes de Nueva Guinea o de las islas vecinas, ya que existen numerosas especies, algunas bastante extendidas, en el territorio insular que se extiende desde las Célebes, al oeste, hasta las islas Salomón, al este.

Los cuscus pertenecen a la familia falangéridos, así llamados por el importante desarrollo de sus falanges. Son animales muy especializados para la vida arborícela, con adaptaciones especiales que facilitan la sujeción a las ramas: sus falanges, como ya hemos dicho, están muy desarrolladas, sus manos tienen cinco dedos provistos de fuertes uñas curvadas y sus pies están dotados de pulgares opuestos. Muchas especies, como los cuscus, por ejemplo, están dotadas, además, de una poderosa cola prensil que les ha permitido dominar la cubierta arbórea.

La dieta de los falangéridos es básicamente fitófaga. Digieren la celulosa de los vegetales tras una larga fermentación realizada por las bacterias simbiontes presentes en su intestino ciego. Son todos de costumbres nocturnas, con ojos grandes y bolsas o marsupios bien desarrollados que se abren hacia adelante. Su tamaño oscila entre los 64 cm —cabeza y cola— del cuscus de Célebes menor (Phalanger ursinus) y los 120 cm del raro cuscus rojo y negro (P. rufoniger).

Entre las numerosas especies, el género Phalanger, o de los cuscus, es el más importante de la familia. Las pluviselvas de Nueva Guinea son el habitat de ocho especies y otras dos viven mucho más al oeste, en las Célebes e islas vecinas, es decir, justo antes de la línea de Wallace, en el límite más occidental del habitat de los marsupiales de Australasia.

lista de animales en peligro de extinción
Las numerosas especies de Nueva Guinea únicamente solapan sus áreas de distribución cuando difieren en tamaño y costumbres. Generalmente, la mayor es exclusivamente fitófaga y vive en el techo de la selva, mientras que la más pequeña lo hace en el estrato más bajo, donde combina su dieta herbívora con insectos y fruta.

Otras especies, cuyo tamaño corporal y costumbres son muy similares, son capaces de coexistir y residen a altitudes distintas. Esta distribución por alturas puede explicar la rareza de algunas especies, como el cuscus de Stein (P. interpositus), que vive en la franja 1.200-1.500 m, y del lanudo (P. vestitus), que sólo se encuentra por encima de los 2.300 m.

Las especies mayores han sido codiciadas desde hace tiempo por su piel y su carne. La caza intensiva y la destrucción de su habitat han contribuido a reducir a un número simbólico los efectivos de las cuatro especies con áreas de distribución limitadas: el cuscús rojo y negro, el de Stein, el de la isla de Woodlark (P. lullulae) y el Phalanger permixtio.

Los cuscús manchado y gris son todavía numerosos en Nueva Guinea, pero escasos en Queensland y, aunque su situación no pueda considerarse grave o amenazada, han sido incluidos por la Convención Internacional en el grupo sometido al control del Tráfico de Especies Silvestres (CITES).

Como contrapartida, la familia de los falangéridos comprende dos especies que no sólo son numerosas, sino que constituyen auténticas plagas. El falangero zorro bobuck (Trichosurus canlnus) causa graves daños en las plantaciones de plataneras y pacanas de Queensland y en las de Pinus radiata de Victoria y Nueva Gales del Sur.

La chinchilla de Adelaida (Trichosurus vulpécula) daña los pinos y en Tasmania ataca los eucaliptus. Por si fuera poco, puede ser portadora de la tuberculosis bovina y causa daños, a veces graves, en la vegetación indígena de Nueva Zelanda, donde fue importada en 1840 para formar la base de una lucrativa industria peletera, que aún en la actualidad es una importante fuente de ingresos.

informacion sobre animales en peligro de extinción

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.